Sobre la supresión del servicio de intérpretes policiales para turistas

 

ANTECEDENTES

 En 2005, mientras preparaba mi trabajo de suficiencia investigadora para el doctorado, decidí darme de baja como autónomo pero, para poder beneficiarme de algunos cursos que ofrecía el INEM mientras redactaba mi trabajo de investigación, me di de alta como demandante de empleo. Cuál fue mi sorpresa que, a los pocos días, me llamaron para una oferta de intérprete para el Cuerpo Nacional de Policía. El trabajo consistía en 25 horas semanales durante un período de seis meses para prestar un servicio de interpretación presencial en la oficina de denuncias de una comisaría. El sueldo no llegaba al mileurismo pero me permitía conocer un servicio de la administración del que solo tenía referencias a través de mis servicios de interpretación para los juzgados y, al mismo tiempo, me obligaba a conocer otra realidad profesional de los intérpretes. Esta oferta de trabajo estaba enmarcada en un convenio anual del Ministerio del Interior mediante el cual proporcionaba servicios de interpretación en las oficinas de denuncias de los núcleos turísticos más importantes de España. Debo matizar que este servicio no tiene ni tenía nada que ver con el que prestan las empresas que han ganado licitaciones convocadas por el ministerio.

 MI EXPERIENCIA

 Una vez explicados los antecedentes y el contexto, debo decir que acepté la oferta y que aprendí mucho durante el período que trabajé junto al CNP, un cuerpo que, por lo que me demostró, valora mucho la labor de los intérpretes.

 Cuando me explicaron el funcionamiento del servicio y me hablaron sobre la importancia de nuestro trabajo, recuerdo que pregunté al inspector de turno que qué sucedía si un extranjero iba a presentar una denuncia a una hora en la que no había intérpretes en la comisaría. Su respuesta fue: “No hay problema; les damos un número de teléfono al que pueden llamar. Estas llamadas las atienden intérpretes de la policía, que se encargan de recoger la denuncia. Al día siguiente, el denunciante pasa por comisaría, la firma y se lleva una copia. Ustedes, los intérpretes, la revisan antes con el denunciante para confirmar que todos los datos son correctos.” Este servicio, como ya he mencionado, se prestaba, como mínimo, desde 2005.

 

 LA CRISIS

 Como ya he dejado patente en algún artículo anterior, el término “crisis” ha dejado de tener su significado original para convertirse en la excusa perfecta a cualquier mal o el pretexto ideal para justificar lo injustificable. En este sentido, el arrebato de recortes -reformas en la neolengua del gobierno-, que parece ser fruto de la mera improvisación y de la nula reflexión, ha borrado de un plumazo este convenio para intérpretes policiales en comisarías de núcleos turísticos. Además de enviar a unos cientos de profesionales a engrosar las listas del paro, este recorte supone un ataque directo a la línea de flotación de uno de los principales motores económicos de España: el turismo.

 Creo que conviene tener en cuenta que la seguridad se basa, en gran medida, en sensaciones. Por ello, un servicio de interpretación en comisarías supone no solo un valor añadido al Estado y a la zona que cuenta con dicho servicio, sino que también ayuda a mitigar la sensación de inseguridad del denunciante y a hacerle sentir que el país anfitrión se preocupa por su seguridad y por su bienestar. Por este motivo, en un contexto de crisis económica internacional y con tantos competidores en materia turística, eliminar este servicio que, repito, supone un valor añadido, es un coste de oportunidad que no se puede dejar pasar. Por eso, me pregunto si los empresarios turísticos de este país han reflexionado lo más mínimo al respecto.

LA RESPUESTA DEL GOBIERNO

 Fue hace unos tres meses cuando el gobierno anunció que iba a suprimir el servicio de interpretación en las oficinas de denuncias de las comisarías de los principales núcleos turísticos. Si bien esta noticia no la recogieron de manera masiva los periódicos ni las televisiones nacionales, los principales turoperadores europeos han sabido utilizarla a su antojo a la hora de negociar nuevos contratos con algunas cadenas hoteleras españolas. Además, la noticia en sí se presta, y bien, a la demagogia.

Frases del tipo “no hay intérpretes para los turistas pero sí para los delincuentes” no son más que falacias que solo consiguen despistarnos del tema principal. Por ello, aunque sea cierto, conviene recordar que, según el Artículo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, todo detenido tiene, “derecho a ser asistido gratuitamente por un intérprete, cuando se trate de extranjero que no comprenda o no hable el castellano [sic]”.

El gobierno, que sabe en qué consisten la demagogia y las falacias, ha querido mitigar las posibles consecuencias que la cancelación de este servicio pueda ocasionar. Por ello, recientemente anunció, a través de una nota de prensa del CNP, que ponía en marcha un servicio de denuncias telefónicas destinado a turistas que pudieran ser víctimas de faltas o delitos. La nota de prensa no tiene desperdicio. He aquí un fragmento:

 “El teléfono 902 102 112 estará disponible hasta el mes de octubre y será atendido por agentes de la Policía Nacional con avanzados conocimientos en idiomas, en horario de 09:00 a 21:00 horas para los idiomas inglés, francés y alemán.”

 

A MODO DE CONCLUSIÓN Y REFLEXIÓN

 Al margen de mis más que conocidas discrepancias con el gobierno y sus medidas, he sacado varias conclusiones sobre lo acontecido en torno a este servicio:

  1. Según mis informaciones, el servicio de denuncias telefónicas para extranjeros se suspendió en el mes de mayo, cuando la empresa adjudicataria entró en suspensión de pagos. Por lo tanto, el gobierno anuncia como novedad un servicio que existía hasta hace apenas unos meses. Además, por si fuera poco, este servicio solo funcionará hasta el mes de octubre, de manera que no atiende las especificidades de zonas como Canarias, donde la temporada alta no coincide con la temporada alta de la Costa Brava, Levante o Andalucía, por citar algunas.
  1. A juzgar por la información de la nota de prensa, el crowdsourcing también afecta a la policía. No dudo de las capacidades y de los conocimientos lingüísticos de los agentes pero creo que la policía ha recibido una formación para una tarea bien distinta a la de interpretar. Además, tampoco habrá un intérprete en comisaría que revise la denuncia con el turista para confirmar que lo denunciado es correcto antes de firmarla. Quien alguna vez haya llamado a un servicio de atención telefónica podrá imaginarse las consecuencias, máxime en una lengua que no es la propia. Me viene a la mente un símil con el Ecce Homo de Borja pero creo que no hace falta ni mencionarlo.
  1. Por último, en relación con las empresas del sector turístico español y con las medidas del gobierno en materia turística, me surge constantemente una pregunta: de todos los licenciados en económicas y empresariales que hay en el gobierno y en las principales cadenas del sector turístico, ¿alguno conoce la diferencia entre gastar e invertir?

Abrazos desde Canarias.

Anuncios

6 comentarios en “Sobre la supresión del servicio de intérpretes policiales para turistas

  1. Excelente entrada sobre un tema muy serio. Lo peor fue ver el telediario cuando hablaban sobre esta noticia y ver a los periodistas comentar tranquilamente que en algunas zonas habían pedido a los hoteleros que cediesen camareros que hablasen inglés para que acompañasen a los turistas a comisaría. En otro telediario comentaban que en Andalucía se habían presentado jubilados voluntarios.
    Ayudar está muy bien pero lo que se necesita es un servicio de calidad y no un apaño para salir del apuro.

    • Gracias, Aida.

      Sí, también creo que es un tema muy serio. Sé de un caso donde un intérprete no sabía que “challenge” puede significar “recusar” en un contexto jurídico y lo tradujo como “desafiar”. Las consecuencias creo que cada cual puede imaginárselas.

      Sobre lo de ayudar y la buena voluntad, me parece genial. Ahora bien, al Ecce Homo de Borja me remito.

      Gracias por el comentario.
      Abrazos.

  2. ¡Hola! Soy una estudiante de Traducción e Interpretación de la Universidad del País Vasco y he estado siguiendo vuestros blogs fielmente durante los últimos meses. Hoy he decidido dar el paso de crear el mío propio y este es el enlace: http://www.olatztranslatesandinterprets.com/
    Estaría muy agradecida y me ayudarías a difundirlo y que compartamos nuestras cosas de aquí en adelante. 🙂
    ¡¡¡Muchas gracias y hasta pronto!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s